octubre 15, 2006

Bar

En un bar, dos copas.
Pasaron años,
siguen ahí, nadie las toca.

Lluvias mares y montañas.
Quizás más entre esas almas.

Entre hojas y papel de cromo,
nunca quisieron olvidar
que es lo que vieron en el otro.

En ese bar, dos copas.
Pero también hay unas fotos rojas.

Cuánto les cuesta acercarse
es un deseo que duerme
un letargo amargo
con necesidad de roce.

---
A papá,
donde quiera que esté.

1 comentario:

TU NOVIAAA dijo...

me gusta esta parte :
Entre hojas y papel de cromo,
nunca quisieron olvidar
que es lo que vieron en el otro.